Alcaldes de Putumayo y autoridades de Policía guardan silencio frente a la puesta en marcha del nuevo Código de Policía en esta región

punto 0 Comentarios. punto Otras noticias

A partir del 01 de agosto el nuevo Código de Policía y de Convivencia o Ley 1801 de 2016 entró ya en su etapa de sanción o multas en dinero para los infractores según lo establecen la mayoría de los 245 artículos de esa controvertida ley.

Sin embargo los alcaldes y las autoridades de Policía del Putumayo guardan silencio frente a la plena aplicación de dicha norma, toda vez que al parecer no han cumplido con las responsabilidades que les impone esta norma como autoridades solidariamente responsable de la seguridad y convivencia ciudadana, por tal razón queda en discusión y consulta normativa si dicho código se puede o no aplicar todavía en este departamento; todo parece que las autoridades como lo dice el dicho popular “están cañando” a la ciudadanía con la generalidad de la aplicación sin contar con la debida reglamentación en cada municipio.

Consultados el Alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, y el Comandante del Departamento de Policía Putumayo, Cr. Omar Bonilla Sepulveda, guardaron silencio frente al tema, cuando se les preguntó si dicho código ya tenía la reglamentación pertinente para su cabal aplicación y si los agentes de policía ya portaban las comparenderas para aplicar las sanciones.

Hay que tener en cuenta que la nueva norma obligaba a las autoridades regionales y locales a cumplir con varias responsabilidades para la aplicación del Código de Policía y Convivencia Ciudadana, entre algunas de ellas tenemos:

-Cada ciudad deberá contar con lugares y personal de atención, a donde deben ser trasladadas las personas que son conducidas por la Policía Nacional por incumplir el Código, pues no se pueden utilizar las estaciones de policía, toda vez que por la infracción de alguno de los artículos del código no se debe judicializar a nadie, a no ser que sea un delito y ya pasaría a la justicia ordinaria fuera del mencionado código, estos centros deben estar atendidos por un grupo de profesionales interdisciplinario.

-Los Gobernadores tenían seis meses a partir del 01 de Enero del 2017, para elaborar el Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana en el departamento, así como la reglamentación de horarios para actividades económicas (comercial, industrial, social, de servicios)  que pudieran llegar a afectar la convivencia.

-debían establecer las reglas para restringir la movilidad o permanencia de menores de edad en el espacio público y definir a qué tipo de actividades, fiestas o eventos no pueden ingresar.

-Alcaldes debían fijar horarios para algunas actividades económicas como ventas o funcionamiento de lugares en donde se expenda licor.

-Los Alcaldes debían promover programas que estimulen el buen manejo de residuos sólidos.

– Las alcaldías deben tener el censo de perros calificados en el nuevo Código como razas potencialmente peligrosas. Las razas registradas por la norma son: Dogo de Burdeos, American Pit Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Pit Bull Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, , Fila Brasileiro, Tosa Japonés , Mastín Napolitano, Bull Terrier, Rottweiler, Staffordshire Terrier. También contempla el Código la creación de una póliza de seguros que deben tomar el propietario para su mascota considerada de raza potencialmente peligrosa, dicho documento ampara la responsabilidad civil extracontractual por los daños que se puedan llegar a generar, incluso para que haya control se recomienda un chip subcutáneo. A la fecha las aseguradoras no las están expidiendo.

-Los Alcaldes deben designar un lugar adecuado donde se llevarán los animales que sean sorprendidos en predios ajenos o vagando en el espacio público, deben poner condiciones para el transporte de mascotas en los medios de transporte público.

-Loa Alcaldes deben definir qué zonas del espacio público sí están disponibles para el consumo de alcohol pues de lo contrario se considera un comportamiento contrario a la convivencia.

En fin toda una reglamentación para que el Nuevo Código de Policía y Convivencia se pueda aplicar en cada uno de los municipios, situación que a la fecha los burgomaestres  no han anunciado ni la formulación, ni el estudio y aprobación por parte de los respectivos Concejos Municipales y los ciudadanos están sin respuesta a estos interrogantes situación que no se comprende en la aplicación del nuevo Código en esta región del pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio Comercial Putumayo

Publicidad

No post found