En Putumayo al parecer se acabaron los buenos políticos y con ello las buenas propuestas

punto 0 Comentarios. punto Opinión
Por: Jorge E, Kuarán Cabrera, Director Notifronteras.com

Que pereza hablar de política en un pueblo que le gusta mas un bingo político, que un verdadero plan de vida para el futuro regional, concertado con verdaderos actores regionales que piensen en serio y caminen todos hacia un mismo objetivo, como es sacar del pobre panorama que vive el Putumayo, como región fronteriza importante, hacia caminos de progreso para todos.

El bochornoso panorama político donde se ve una dirigencia regional dividida a más no poder, embriagada en sus asuntos personales, deleitada en la anarquía de dónde saca las mejores tajadas, y a un pueblo pobre dopado con trapos viejos pintados de cualquier color, como si esos trapos pintados les fueran a arreglar la vida, dejando de escuchar la conciencia y la razón en un siglo de plena modernidad e información, da pie para pensar que el futuro no es muy prometedor.

Ver a una dirigencia política regional que no le brota ninguna propuesta que pueda ayudar a buscar caminos de solución a los distintos problemas que se presentan sobre el terreno que se va recorriendo, o alguna verdadera gestión en torno a puntos de acuerdo colectivo que beneficien a putumayenses de todos los colores, y hayan optado mejor por subirse al cómodo pedestal de la tergiversada oposición para dedicarse únicamente a criticar el gobierno departamental y en los municipios a los gobiernos municipales, es una señal seria que en Putumayo al parecer se acabaron los buenos políticos y sobre todo las buenas propuestas. Es difícil pensar que ese departamento este a merced de mal nombrados y distintos dirigentes políticos codiciosos y “empresarios” del erario público, ansiosos por estar manejando a su antojo la silla de los gobernantes.

Solo ver los resultados de años de discretas, muy discretas administraciones públicas traducidas en tragedias tan terribles, debería ser suficiente para tomar conciencia, pero parece que al pueblo eso muy poco y nada le despierta el interés por su propio futuro.

Lo único que se espera es que las Organizaciones Sociales del Putumayo, último bastión de esperanza para este territorio olvidado no caigan en la tentación del facilismo electorero que practican los mercenarios de la política putumayense, quienes a través de pasquines, perfiles falsos en redes sociales, fiestas y regalos esconden la incapacidad de generar verdaderas propuestas de solución para un territorio que tanto las necesita y requiere de verdaderos líderes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio Comercial Putumayo

Publicidad

No post found