Algo sucede con la cultura ciudadana en Mocoa, los balnearios y hasta las vías que conducen a ellos están llenos de desechos. Aquí una de las teorías

punto 1 Comentarios. punto Opinión

Jornada de limpieza vía balneario natural Rumiyaco en Mocoa

Nuevamente las instituciones como EMAS Putumayo, Alcaldía Municipal de Mocoa y Policía Nacional en Putumayo, realizaron una brigada de limpieza sobre la vía que conduce de Mocoa al balneario natural Rumiyaco, esta vez se recolectaron 1.380 kilos de residuos y desechos, entre los que se encuentran abundante papel de chitos, papas fritas, botellas plásticas, icopor y esta vez hasta equipos de cómputo, llantas y escombros de construcción. Esta jornada se suma a la realizada por las mismas entidades recientemente en este año dentro del balneario Rumiyaco, donde igualmente se encontró un panorama desolador en torno a la cantidad de desechos arrojados a las orillas del río por la comunidad que hace uso de ese hermoso balneario natural.

La Teoría

La capital de Putumayo se había caracterizado siempre por ser una ciudad culta, muy amable, segura y acogedora, sin embargo el crecimiento poblacional ha venido desdibujando a aquella dama antañona que todos los mocoenses extrañan.

La tranquilidad con la que vivían sus habitantes, se podía medir por la felicidad con que se encontraban, trataban y saludaban los lugareños, donde todos coincidían que Mocoa se le podía catalogar como un paraíso en el sur de Colombia por su convivencia y pervivencia.

Sin embargo los mismos hechos sociales por los que atravesó el país en las décadas de los 80´s y 90´s marco el comienzo de un proceso de evolución complejo que desdibujó aquella Mocoa encantadora en lo social y cultural. El auge en Colombia del sueño criollo de obtener riqueza fácil a través del narcotráfico, hizo que el Putumayo como zona de frontera olvidada violentara su propia frontera agrícola expandiendo terrenos en el manto natural de la selva amazónica para la siembra de cultivos ilícitos que trajo consigo un sinnúmero inimaginable de colombianos que le corrían a la pobreza del interior del país, buscando en la economía golondrina del cultivo ilícito arañar algo de estabilidad y futuro para sus familias.

Lo indescriptible de este flagelo social del cultivo ilícito en el departamento de Putumayo es que a Mocoa no se le conoce procesos importantes ni definitivos de interacción de su crecimiento económico basado en la economía de dichos cultivos, quiere decir que aquellos grandes capitales producto del narcotráfico no vinieron a parar a la ciudad o sus habitantes, incluso muchos de esos capitales ni siquiera se quedaron en las demás ciudades del Putumayo, aunque el crecimiento de algunas de esas ciudades se haya visto directamente influenciado por este fenómeno; sin embargo la particular evolución que ha tenido el tratamiento del cultivo ilícito en el Putumayo dejó en Mocoa una cantidad enorme de nuevos habitantes que huían de la violencia generada por este flagelo del narcotráfico, que necesariamente influenció en el crecimiento espacial de la ciudad capital del departamento, considerada como un lugar seguro y acogedor para vivir y en el cual todos querían refugiarse; lo grave de todo esto fue que la ciudad nunca estuvo preparada para este suceso histórico de desplazamiento, que hoy por hoy se traduce en una fría cifra de aproximadamente 28 mil originarios Mocoenses frente a unos aproximadamente 55 mil nuevos habitantes, para una población total aprox. de unos 80 mil o más habitantes en la capital putumayense (Fuente: Entidades locales)

Jornada de limpieza vía balneario natural Rumiyaco en Mocoa

Desde luego ese choque de una comunidad organizada frente a varias culturas que doblan la cifra de habitantes originarios, dan al traste con el normal proceso de evolución cultural de la ciudad y hace que Mocoa tenga que comenzar nuevamente a buscar la ruta de su cultura de convivencia ciudadana.

Pero eso solo se logra con líderes y dirigentes que tengan claro el camino de futuro o por lo menos el diagnóstico desde donde se debe arrancar a construir ciudad y sobretodo el concepto de crecimiento y desarrollo, unido a un fuerte trabajo interinstitucional que defina el futuro cierto y planificado de la capital putumayense; situación que a simple vista se ve difícil de concertar dado que el tema de la necesidad y la pobreza de una comunidad que dobla la capacidad de oferta de la ciudad, ha sido en las últimas dos décadas la estrategia política para acceder al poder público desde donde se toman las decisiones, por ello es notorio que en la capital putumayense algunos malos políticos sean reyes en medio del hambre.

Ya la historia muy reciente paso factura de la improvisación y el manejo de la ciudad por parte de malos dirigentes, que abusando de la necesidad de las personas que buscaban refugio, al parecer tomaron decisiones para sus propios intereses politiqueros y electoreros, sin importarles la vida de muchos inocentes que bajo el manto de la impunidad de un país como Colombia, que adolece profundamente de justicia, quedaran enterrados por el lodo del olvido.

Mocoa por sus particulares características geográficas y ambientales, al pie de una cordillera altamente inestable por efecto del rico flujo hídrico que se desprende de ella misma, NO soportara la carga de convertirse en una ciudad grande o una ciudad amplia con un gran número de habitantes, y si no se toman medidas drásticas al respecto, nuevas tragedias se ven venir en el corto o mediano plazo. Para personas Inteligentes no es necesario recalcar que los niveles de crecimiento y desarrollo de una comunidad no se miden por el número de habitantes,  infraestructura en cemento o cantidad de vehículos en sus calles, sino en las altas condiciones y calidad de vida a la que pueden acceder lo integrantes de esa comunidad.

Jornada de limpieza vía balneario natural Rumiyaco en Mocoa

 

Una respuesta a “Algo sucede con la cultura ciudadana en Mocoa, los balnearios y hasta las vías que conducen a ellos están llenos de desechos. Aquí una de las teorías”

  1. Andinoamazonico dice:

    Muy cierto las apreciaciones de notifronteras, nosotros no se miraba tanta falta de cultura ciudadana, que hay que fortalecer con csmpsñas educativas en la escuela como en la casa y control policial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No post found

Publicidad

No post found